Pablo Heras-Casado. Photo: Felix Broede