‘Granaíno’ y universal: así será el Festival de Música con Heras-Casado

Granada Hoy

Javier Egea decía que “las historias se cuentan una vez y se pierden”. La del Festival Internacional de Música y Danza de Granada es una de esas. Su origen se remonta a “los conciertos sinfónicos que desde 1883 se celebraban en el Palacio de Carlos V durante las fiestas del Corpus-Christi, y que ya en el siglo XIX dieron a la ciudad la primera oportunidad de conocer y disfrutar en directo del gran repertorio musical europeo a gran orquesta”, recuerda la organización en su web.

De especial trascendencia en aquellos años fue también la celebración del Concurso de Cante Jondo, convocado en 1922 por Federico García Lorca, Manuel de Falla y otros intelectuales y artistas de la época como Andrés Segovia, Fernando de los Ríos, Zuloaga, Manuel Ángeles Ortiz, Turina o Rusiñol. Dos celebraciones, la de los conciertos sinfónicos y la del certamen flamenco, que ayer destacó Pablo Heras-Casado, actual director del Festival de Música y Danza, en su primera comparecencia tras recoger el testigo de Diego Martínez.

“El festival no sólo cuenta con las ediciones oficiales desde que lo creó Antonio Gallego Burín -en ese momento director general de Bellas Artes- hace 66 años. La génesis se fija en 1883. No hay un sólo festival en el mundo que tenga unas raíces tan profundas, y además que conecten tanto con la ciudad, con su vida cultural y social, con la Alhambra y con los granadinos”, subrayó el director de orquesta durante su encuentro con el presidente de la Diputación, José Entrena. La idea de ahondar en la historia del festival tiene como objetivo, subrayó Heras-Casado, “explicar su riqueza y lo que le hace único y grande”.

La programación, por lo tanto, “tendrá una conexión con esta historia”. Cada edición, de las cuatro que dirigirá el maestro, “tendrá una base dramatúrgica, musicológica y cultural en común y se establecerán vínculos con compositores y obras relacionadas con Granada y su historia que hayan pasado por el festival”. Sobre las apuestas en la nueva etapa, se le preguntó a Heras-Casado por la presencia del flamenco: “Es una pieza clave en el festival precisamente por sus raíces. No sólo porque estemos en Andalucía, es que está en el ADN del festival… Piensen en el primer certamen de cante jondo. Esta música estará no como en una peña flamenca o en un festival de flamenco sino que habrá que integrarlo en la personalidad de la cita cultural”.

El director adelantó que la programación, donde se verá reflejado “el carácter granadino y universal de la cita”, está en un 70% definida y que se anunciará “íntegra antes de Navidad”. Respecto al 30% restante del programa, se le preguntó a Heras-Casado si contarían con producciones propias. “Es mi aspiración. Por supuesto que un festival importante debe generar producciones propias. Cualquier evento de la cita en 2018 va a ser único y para el festival. No queremos ceñirnos a una repetición de algo que está de gira, que ya ha ocurrido unas cuantas veces. El festival tendrá su propio discurso. Esto es lo que genera interés y atención a nivel nacional e internacional, la honestidad y el respeto artístico”, reflexionó.

Entrena describió esta nueva etapa del festival como “bonita e ilusionante”. “Depositamos mucha ilusión y confianza en Pablo, Hijo Predilecto de la provincia. Le va a poner un plus. Le tenemos un cariño espacial y reconocimiento a su valía no sólo profesional, sino también humana y de compromiso con su tierra”, reconoció sonriente el presidente de la Diputación, que no escondió en ningún momento su simpatía por el prestigioso director de orquesta que lleva desde el 1 de septiembre trabajando a destajo. “Yo acabo de llegar, pero hay mucho trabajo hecho. Me reuní hace unos días con la rectora de la Universidad de Granada. Sé que es un acto protocolario e institucional, pero para mí es muy importante. Soy un apasionado de un trabajo en equipo. El equipo del festival es un equipo extraordinario. Nunca me hubiera imaginado afrontar este reto con un respaldo unánime”, declaró entusiasmado.

Pablo Heras-Casado is the Principal Guest Conductor of Teatro Real, Madrid, Conductor Laureate of the Orchestra of St. Luke’s and records for Deutsche Grammophon & harmonia mundi, as well as a Global Ambassador of Ayuda en Acción.

   

Photos: Fernando Sancho